WiFi gratis, que no te engañen, pueden haber hackers detrás de una.

| | ,

Muchos usuarios, sobre todo los más jóvenes, aprovechan la entrada a cualquier bar o bien cafetería para emplear la red WiFi pública y gratis del establecimiento, y de esta manera no tener que conectarse a Internet con su tarifa de datos y ahorrarse unos megas. La generación millennial y la ‘posmilénica’ -la Z- son los que más empleo hacen de este servicio, en especial debido a su economía personal.

No obstante, esta despreocupación a la hora usar esta clase de redes puede llevarnos a más de un desazón, en tanto que al utilizarlas exponemos nuestros datos, nuestro tráfico y nuestra identidad de forma prácticamente total.

cinco fallos de seguridad que deberías eludir en Fb
El inconveniente no es tanto el hecho en sí de conectarse al WiFi público de bares, aeropuertos o bien trenes, si no el empleo que haces de esa conexión, puesto que cuando entramos en estas redes semeja que nos olvidemos de su vulnerabilidad y accedemos a nuestro correo, a nuestro banco on-line, a nuestras redes sociales… sin tomar cautelas y dejando expuestos datos sensibles.

¿De qué forma pueden atacarnos?
En este interesante artículo de ‘Medium’, llevan aparentemente a un pirata informático a una cafetería y este, a través de un aparato que crea una red WiFi, logra mentir a los usuarios del establecimiento a fin de que se conecten a la red que ha creado y en escaso tiempo sabe hasta dónde se han ido de vacaciones.

Es un género de ciberataque conocido como ‘Man in the middle’: la información que mandamos pasa primero por el dispositivo de un atacante y después se transmite al enrutador a fin de que le dé salida a Internet y el nauta no sospeche.

Para hacernos una idea, solo viendo las redes WiFi a las que se ha conectado una persona previamente puedes saber dónde ha estado. Y de esta forma cada vez más, puesto que una vez te conectas a esa red falsa que ha creado el pirata informático este puede recobrar tus claves de acceso, hurtar tu identidad y asaltar tus cuentas corrientes.

Las estaciones de carga públicas para tu móvil son un nido de virus.
Otro género de ataque común podría ser que el cibercriminal inficionase con malware tu equipo, pudiendo cifrar la información y solicitar un rescate por ella después.

Empleo de Internet
Conforme la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) las líneas móviles suman un total de cincuenta y tres con cuatro millones en España. Si somos cuarenta y seis millones de habitantes, quiere decir que en este país hay 8 millones de líneas móviles más que ciudadanos -es cierto que se deben contemplar las centrales, móviles de empresa y las líneas M2M, que ascienden a cinco,9 millones-.

¿Y por qué razón es esto relevante? Pues poco a poco más nos conectamos a todo desde el móvil y no desde el computador -el noventa y dos con uno por ciento de los navegantes se conecta a Internet a través del móvil-.

Seguramente, todos y cada uno de los que tienen un dispositivo portátil alguna vez se hayan conectado a una red WiFi pública: mientras que toman un café, en el tren o bien en un hotel. Y eso supone, solo en España y en teléfonos móviles, cincuenta y tres con cuatro millones de ocasiones de ser ‘hackeado’.

¿De qué forma puedo prevenir esa vulnerabilidad de las redes WiFI?
Tanto en portátiles como en móviles y tablets, debes tener activado el cortafuegos, que rechazará el permiso a conexiones entrantes sospechosas. Y, también, tener un antivirus para prevenir las infecciones.

Recuerda asimismo tener actualizado tanto el sistema operativo como las aplicaciones, puesto que estas actualizaciones -si bien en ocasiones no podrían ser más aburridas- se hacen muy frecuentemente para corregir fallos y vulnerabilidades de seguridad.

¿Verdaderamente pueden espiarnos por nuestra cámara web? La contestación es sí.
Nuestro consejo es que siempre y en todo momento, siempre y en toda circunstancia, emplees tus datos del móvil en lugar de la red WiFi para estar seguro totalmente.

Y dos ‘tips’ finales: si no te queda más antídoto que conectarte a un WiFi público no entres en tu banco… siempre y en todo momento es mejor prevenir que sanar y raras veces vas a tener algo tan urgente que hacer con tu dinero que no pueda esperar; y, como siempre y en todo momento, emplea el los pies en el suelo y si ves nombres demasiado atractivos del tipo ‘Free WiFi’ o bien ‘WiFi sin coste aeropuerto’, escapa.

¡Aguardamos que no hayas leído este artículo conectado a un WiFi!

Anterior

Brechas de seguridad graves en TikTok! Estamos trabajando la solución!

Recipientes con craneos, en la prehistoria no habia IKEA

Siguiente

Deja un comentario