Cura contra la leucemia en España!

| | ,

A fines del año pasado se anunciaba un buen pronóstico en la lucha contra el cáncer: la terapia CAR-T, de campo inmunitario, se incluiría inmediatamente en el Servicio Nacional de Salud. Ya tenemos los primeros resultados: siete curaciones.

La terapia CART-T, a pesar de sus restricciones, semeja formidablemente eficaz a la hora de tratar el cáncer de origen hematopoyético, como lo es la leucemia, que afecta principalmente a los más jóvenes. De cuarenta y uno personas, la enfermedad de 7 ya ha remitido por completo.

Siete pacientes curados en España, hasta la fecha
En dos mil diecisiete se creó el Conjunto CAR, bajo los auspicios de la Sociedad De España de Hematología y Hemoterapia (SEHH), y enmarcado dentro del Conjunto Español de Terapia Celular y Criobiología (GETCC). Su función, básicamente, consistiría en llevar adelante un desarrollo estudioso puntero al campo médico práctico, por todo el territorio nacional.

El año pasado, al fin, Sanidad anunciaba a mitad de año que la terapia CAR-T, desarrollada en nuestro territorio por el grupo, estaba prácticamente lista. Para finales de año ya se habían tratado a cuarenta y uno pacientes entre la capital de España y Barcelona. En el mes de diciembre se anunció la cura del primer niño, que llevaba múltiples meses de tratamiento. Hoy, sin embargo, tenemos más buenas noticias.

Otros seis pacientes, anuncia la prensa, han visto una remisión de la enfermedad tras la incorporación de este tratamiento al Sistema Nacional de Salud, el SNS. Gracias a esta acción, esta terapia, que todavía es exageradamente cara, está presentando sus primeros resultados, en apenas unos pocos meses de aplicación. 3 de estos siete pacientes ya han sido dados de alta.

CAR-T, ¿exactamente en qué consiste esta terapia?
La terapia de linfocitos T con CAR, del inglés chimeric antigen receptor, es un género de inmunoterapia que aprovecha los propios glóbulos blancos (específicamente los linfocitos T, como señala su nombre) para agredir las células tumorales. Para esto, se extraen dichos linfocitos y se llevan al laboratorio.

Una vez allí, se “reeducan” mediante técnicas de modificación genética. Una vez cambiados para que ataquen exitosamente a las células oncogénicas, se replican y se preparan. De ahí vuelven al paciente a quien se le administran de nuevo por vía intravenosa. Estas células, entonces, vuelven a su actividad normal con una pequeña diferencia: identifican las células tumorales.

Además, también asisten al resto del sistema inmunitario a identificar dichas células, por lo que es el propios sistema inmunitario, al completo, el que se hace cargo de acabar con las células cancerígenas que pululan por el cuerpo. Desgraciadamente, esta terapia aún está en sus fases tempranas, a pesar de los años de desarrollo.Esto significa, primeramente, que la técnica es exageradamente cara puesto que los procesos de modificación son muy costosos. Por otra parte, esto asimismo supone que, si bien eficiente con ciertos tipos de cáncer, no lo es para todos, ni mucho menos. De hecho, solo es efectiva para ciertos tipos de leucemia, algo que irá mudando a medida que comprendamos mejor la tecnología que conlleva.

Una esperanza contra el cáncer
Se estima que por año mueren en España unas tres mil quinientos personas por leucemia. Esta enfermedad afecta predominantemente a niños y jóvenes. Afortunadamente, el campo de la inmunoterapia está comenzando a despuntar de una forma increíble. La terapia CAR-T es una muestra de ello. Como afirmábamos, a pesar de su relativa novedad, ha demostrado ser muy eficiente en ciertas circunstancias.

Pero, además de esto, solo es cuestión de tiempo que aprendamos a prosperar la reprogramación genética de esta técnica con vistas a progresar su utilidad. ¿Quiere decir esto que podría llegar el día en que empleemos la CAR-T para otros géneros de cáncer? Sí, es posible. Y si bien no lo fuera, no deja de ser una luz de esperanza para los pacientes de leucemia en tanto que se presenta como una terapia eficaz y menos invasiva o violenta que otras opciones alternativas.

Hoy día, la CAR-T encabeza el planeta de las terapias “personalizadas” por su efectividad y utilidad. En la villa de Madrid, solamente los centros de salud Gregorio Marañón y Pequeño Jesús pueden aplicar estas terapias de momento. la villa de Madrid ha pedido al Ministerio que incluya La Paz y el doce de Octubre en el programa ordinario del CAR-T, algo que seguramente veremos en breve.

En Cataluña, se hallan 5 de los once hospitales acreditados de momento en España: Clínic, Sant Pau, Vall d´Hebron (2 unidades) y Sant Joan de Deu. De esta forma, la aplicación de esta terapia, que en menos de un año ya está curando a pacientes, va viento en popa. Solo es cuestión de tiempo para reducir los costes y mejorar su eficacia, abriendo nuevas vías en la lucha contra la leucemia y quién sabe si no otros géneros de cáncer.

Anterior

Sara Carbonero se queda sin habla , !ULTIMA HORA!

Nueva enfermedad descubierta!

Siguiente

Deja un comentario